Inicio > Partidos > Ultimo Partido

 

Premio a la efectividad
 

El delantero en pleno juego aéreo con Zenteno. Marcó el segundo. Fotos: Jorge Gutiérrez

 


Blooming. Le ganó a Wilstermann (2-0) siendo contundente en la primera parte. Almirón, picando el balón de tiro penal, y Pablo Salinas, definiendo bien ante la salida del meta rival, permitieron a la academia cruceña volver a sonreír

MAURICIO CAMBARÁ F. - EL DEBER

Premio indiscutible al tesón en la última línea, a la claridad en los pases al momento de lanzarse al ataque, y, obviamente, a la efectividad en ofensiva. Blooming otra vez sonríe, ganó por 2-0 a Wilstermann tras una buena primera etapa y logró su segunda victoria al hilo en esta semana. Gran trabajo de Ignacio Ithurralde liderando la defensa y de ‘Koke’ Contreras siendo la vía de escape por izquierda. Hoy la academia ya suma 12 puntos tras haberse cumplido la décima fecha.

Ganar se cimentó en la capacidad para hacer daño en la primera parte. Blooming no tuvo el control del juego durante el partido, pero fue efectivo, a diferencia de su rival, que presionó en el complemento pero sin ser venenoso, sin inquietar de verdad al meta Marco Daniel Vaca, que cada vez que fue exigido respondió a las expectativas. Sergio Almirón volvió a ser importante en ofensiva porque fue difícil de controlar para Zenteno, Garzón y Medina, que acabó sacándole el tercero en el complemento.

Blooming en la etapa inicial se fue con el pecho inflado y el 2-0 logrado hasta ese momento le daba motivos. No había sido absoluto dominador del juego, pero sí tuvo contundencia. Wilster, en cambio, pese a retener más la pelota, no fue picante, no fue incisivo porque abusó de los remates de larga distancia y solo inquietó con las arremetidas de Augusto Andaveris por izquierda, que tuvo a maltraer a Bejarano, encargado de cubrirlo por ese lado.

A los 3’ Almirón avisó de lo que tenía y luego a los 19’, aprovechando un buen pase de ‘Koke’ Contreras, el argentino penetró en el área, le ganó la espalda a Garzón originando la desesperada salida del meta Cristhian Salinas, que prácticamente lo arrolló. ¡Penal! gritó el estadio y el juez Alejandro Mancilla no dubitó. La pelota la pidió Almirón, la colocó en el punto de sentencia y definió picando la pelota. Era el 1-0 para un Blooming urgido (20’).

El gol no hizo reaccionar a la visita, que apeló solo a remates de larga distancia de García Berodia, Ramallo y hasta Félix Quero, pero en casi todas Marco Vaca controló sin inconvenientes. Blooming se iba a ir al descanso todavía con mayor tranquilidad, porque un perfecto pase de Jorge Ortiz para Pablo Salinas, le permitió al delantero definir por arriba del meta (33’). Golazo para provocar el festejo de los hinchas. Antes del descanso el DT Díaz mandó a calentar a Alejandro Gómez; se vinieron las variantes.

La lectura del técnico era clara: ponerle un hombre de mayor peso a Andaveris para frenar sus incursiones por ese carril. Gómez ingresó en el complemento por Bejarano, obligando a Jorge Ortiz a recorrerse al sector derecho, por donde estaba Andaveris. Pero Manuel Alfaro también movió el tablero, ya que por la diferencia en el marcador, cambió a línea de tres (Ignacio García ingresó por Daniel Garzón), dejando en ofensiva a Andaveris cerca del área junto a Ramallo.

La férrea defensa

Wilstermann estaba obligado a adelantar líneas y fue por eso la apuesta por García, para penetrar por izquierda. La presión aviadora fue desde el inicio, porque además García Berodia y Andaveris optaron por juntarse; sin embargo, esos embates, esa tenencia del balón, terminaba en rechazos de una defensa que no se desconcentró pese a los pelotazos que llegaban al área.

Ithurralde, García, Ortiz y hasta Gómez se replegaron bien, cerraron los espacios a los delanteros y facilitaron el trabajo a Marco Vaca. Un par de remates por encima del arco fue todo lo que hizo Wilstermann. “No hacemos daño”, se quejó poco después el técnico visitante Manuel Alfaro. Y tenía razón, aunque mucho mérito fue de la férrea última línea celeste, que cuando quitó, buscó a ‘Koke’ para que descomprimiera la presión con sus arremetidas por izquierda.

El español estaba enchufado, tras cada pelota que le caía a sus pies no dudaba en adelantarla y buscar el contragolpe aprovechando los espacios que dejaba Wilstermann. Zenteno, Vargas y Medina habían quedado como zagueros, pero no tuvieron mucho trabajo porque Blooming se centró en defenderse bien y en buscar el contragolpe. En una de esas salidas pudo llegar el tercero a través de Sergio Almirón.

El argentino, que se ha convertido en el goleador de la academia, recibió una perfecta habilitación de ‘Koke’ y cuando ya había dejado en el camino al meta Cristhian Salinas, remató de zurda y la pelota iba a la red. Ante la gran expectativa de los hinchas por gritar el gol, apareció la pierna salvadora de Medina, que rechazó prácticamente de la raya. El grito de gol quedó contenido por los hinchas en las gradas.

Pese a ello, la presión visitante siguió pero sin efectividad, como el remate de Alonso que Vaca sacó al córner. A los 92’ el árbitro levantó las manos y finalizó el partido; Blooming volvió a sonreír, le ganó a Wilster y se motiva para lo que viene. Además, son seis puntos en una sola semana, como para olvidar la gresca con los barrabravas.

RESPALDO A GÓMEZ, QUE ACABÓ RESPONDIENDO

Un hecho curioso se dio en la recta final del primer tiempo. Con el 2-0 a favor, ‘Chavo’ Díaz, técnico de Blooming, mandó a calentar a Alejandro Gómez en procura de que ingresara por Joel Bejarano para recorrer a ese carril derecho a Jorge Ortiz. Lo llamativo del caso fue que mientras Gómez calentaba, una gran cantidad de hinchas le gritaba al técnico que no lo incluyera. Insultos de grueso calibre le caían al volante.

Gómez dejó el ponchillo y acabó ingresando en el complemento por Bejarano. Pero, además, Ortiz, que tenía el cintillo de capitán, se lo cedió, como dándole un espaldarazo de parte de sus compañeros por dar la cara en el álgido momento que vivió el plantel cuando los barras ingresaron a la sede y terminaron agrediéndolo.

Gómez ni se inmutó, se plantó en el corazón de la cancha y respaldó a la zaga, que tuvo un buen trabajo en el complemento. Él mismo se quejó durante la semana que la gente se confunde, que lo tildan de camarillero por el hecho de ser el portavoz del plantel ante los problemas que se encaró; sin embargo, el futbolista se ha encargado de desvirtuar esa cargada con buenas actuaciones. Ayer rayó a buen nivel y su trabajo volvió a ser importante.
 

El Deber 17/03/2014

Proximo Partido

Ingresa a todos los partidos del Club Blooming haciéndote Socio o adquiriendo tu abono por temporada

Socios Deportivos

-
Ingreso al Estadio

- Ingreso a la Sede

- Socio Infantil Gratis Menor de 12 años

- Voz y Voto en las Asambleas

- Descuentos En Empresas de Convenio

--------------------------------------------

Socios Institucionales

Vos y toda tu familia serán beneficiados.

- Vos como socio titular

- Esposa, Hijos y Padres como socios dependiente

- Ingreso al estadio a cualquier sector menos butaca

- Ingreso a la Sede Social

- Voz y Voto en las Asambleas

- Descuentos en Empresas de Convenio

Mas Información

 
Uniforme
Resultados